Recursos Inhumanos

Pierre Lemaitre

Leer más

El Monarca de las Sombras

de Javier Cercas

Leer más

La Mujer de la libreta roja

Una historia diferente de amar

Leer más

Black out

Leer más

De la Biblioteca de ebooks, Limonóv de Emmanuele Carrère

Tuve una gran curiosidad por conocer la vida de este personaje llamado Limónov (Eduard Veniamínovich Savenko) y fue así que recorrí 400 páginas que en los inicios de la historia se hizo ágil y formativo de la historia de vida de hombres, mujeres y niños de la Unión Soviética, del drama de la guerra y postguerra.

Este hombre es un personaje controvertido que surge como cualquier niño marginal en una sociedad que lo excluye y que comienza a relacionarse con el mundo under de los intelectuales y artistas soviéticos censurados, es así que consigue salir de su país no teniendo ni mucha idea del mundo que lo esperaba emigra a EE.UU dónde vive una vida promiscua y se revela ante este nuevo sistema que ve y que vivencia en carne propia, aborrece a los ricos y se les planta con la soberbia de los excluidos. Comienza a escribir y es editado, luego viene la etapa de su vida en París siempre en los círculos de los artistas, intelectuales y marginales rusos exiliados dónde allí es ya aceptado, hasta aquí el libro me agradó fue llevadero. De ahí en mas con la vuelta de Limonov a la Unión Soviética, la caída del muro de Berlín, la Perestroika, Gorbachov, la guerra en los Balcanes, la participación de Limonov junto a asesinos, etc. se me hizo interminable y tedioso.

Este libro tiene dos cuestiones a tener en cuenta, por un lado se tiene que conocer la cultura Rusa porque sino se hace agua por algunas partes, información que no manejo en su totalidad, y por el otro lado la innumerable cantidad de citas auto referenciales del autor que si bien enseña en cierta manera a darse cuenta como un escritor construye una historia que necesita o desea contar, te hace sentir que nos vamos por las ramas de la historia central que es Limonov.

No dejo de recomendarlo por supuesto, las historias de personajes como éste son fascinantes por lo menos para mi. Hago un paralelismo casualmente con un documental que vi ayer sobre los hijos de los Nazi en Netflix, cuando en el Ucrania hay pobladores que aún hoy como consecuencia de su historia, homenajean la ocupación fascista en su pueblo.

 

Leer más

La última Novela de Vargas Llosa

Cinco esquinas, de Vargas Llosa.

Leer más 12 comentarios

Literatura Norteamericana

Como pasa con todas las tareas creativas, la escritura no nace de un acto reflejo de la inspiración sino muy por el contrario es un trabajo arduo que día a día se va construyendo, por lo menos eso le pasa a la mayoría de los escritores, más aún en una aficionada como yo, que con poco oficio voy surfeando el escaso tiempo, las ganas y la búsqueda de un texto que me impulse a crear una historia. Es más fácil leer, es más fácil pero también indispensable para saber o poder escribir.

Por eso en ese tironeo continúo entre las lecturas y también porqué no el placer de las artes audiovisuales que tanto me gustan voy buscando las ganas y el tiempo para volver a escribir. Un día me baje varios ebook sobre la tarea de escribir, entre ellos, “Escribir Ficción” - Guía Práctica de la Famosa Escuela de Escritores de Nueva York, allí ponen como ejemplo desde ya a escritores Norteamericanos y en reiteradas ocasiones a una autora que descubrí Joyce Carol Oates a través de su último libro editado en Español “Mágico, sombrío, impenetrable (Alfaguara), un vigoroso conjunto de relatos con los que Oates descose y recose las almas azotadas de la gente. Una y otra vez.

Oates (Lockport, Nueva York, 1938) sabe hacer novelas gigantes de sentimientos pequeños, convierte en mármol los guijarros que ha encontrado en el camino y logra belleza de la monstruosidad.

- ¿Este libro parece versar sobre el miedo. Miedo a perder el amor, a envejecer, a la muerte, a la enfermedad. ¿Es lo que quería?

Es un libro de historias ligadas por una relación repentina de camaradería entre dos personas conectadas. ‘Sexo con una camella’, la primera, establece una relación entre una abuela y un nieto de 15 años. Hay miedo a la muerte y por ello también se intensifica la relación entre ellos. Es como agarrarse a la mano de otro porque ambos se necesitan. ‘Mastín’, por ejemplo, es una historia de un perro que ataca a una mujer y eso provoca su unión con el hombre. Sin ese ataque, esa unión probablemente no se habría producido.

- ¿Es también un libro sobre amor. Hay amores desgastados por rutinas, por años, el amor erosionado. Y luego también está el amor que nace y se extingue, como en ‘Parricidio’. ¿Qué es el amor para usted, para su literatura?

La conexión de amor entre dos personas es siempre impredecible. En ‘Mastín’, por ejemplo, esas dos personas se unen por una situación de violencia. Si vives una situación de emergencia con alguien, se fragua algo fuerte. La libertad de alguien está siempre limitada por lo que nos ocurre. Y al final de ‘Parricidio’, la hija y la mujer del gran escritor que ha ganado el Nobel se unen fuertemente tras su muerte. Las dos son de la generación siguiente, están unidas, portan su memoria, pero al tiempo se divierten, posiblemente más que él.

-¿Dibuja una generación de jóvenes con títulos a los que nadie espera cuando salen de la Universidad. ¿Está describiendo a la generación actual?

Es la generación que ha estudiado, están muy bien educados y son inteligentes, pero no hay trabajo para ellos. Por ejemplo, hay muchos más abogados que trabajos y la gente sigue yendo a estudiar Derecho, y no tienen los recursos y futuro que había en los sesenta o setenta, cuando yo estudiaba y había trabajo para todos. Ahora no. Les llamamos walking wounded, los Heridos Vivientes.

-  ¿Para usted es más satisfactorio escribir sobre realidad o inventar ficción?

Yo sitúo a mis personajes en sitios reales, para mí los escenarios son muy reales. Y la situación política y la atmósfera son reales. Pero la mayoría de la gente es ficticia. No completamente inventadas, tienen compuestos de gente que conozco, pero no escribo sobre gente real. El modelo de ‘Parricidio’ es Saul Bellow, pero no es realmente él. Ahí hay un poco de Philip Roth, de Norman Mailer, todo junto, pero sobre todo Saul Bellow.

-¿Cómo trabaja? ¿Es más difícil planear la obra, escribir o revisar?

Es importante planearla con cuidado. Planeo durante meses, lo planeo todo, tomo notas muy cuidadosamente, tomo muchas notas, tengo una línea y empiezo a escribir diálogos y escenas, y para cuando empiezo a escribir la novela tengo mucho material. La parte más difícil es escribirla. Pero mientras tomo notas puedo despertarme en mitad de la noche y trabajar. Revisar es la parte más fácil.

-Pero para usted revisar es reescribir.

Sí, reescribo mucho, pero eso no es difícil. La parte más difícil es escribir el primer borrador, es duro.

- Y cambia mucho del primero al definitivo.

Sí. El mejor ejemplo es Blonde, llegó a 1.400 páginas, iba a ser 150 y acabó en 900. Pueden cambiar muchas cosas.

- Usted ha querido llegar al alma de la gente y retratarla. ¿Lo ha logrado?

Sí, creo que sí. He escrito tanto, y es lo que la gente dice. La gente dice que he escrito sobre experiencias que han vivido.

-¿Cuál es la lección más importante que da a sus alumnos?

Les enseño a ser críticos con su escritura. Escribir requiere una facultad crítica y les intento inculcar eso.

Hablemos de la estructura.

-¿Cómo encuentra la voz, el tono, la estructura? ¿Cómo lo decide?

Es muy intuitivo, paso mucho tiempo buscando la voz, es la parte más difícil en la etapa de planificación. Debo encontrar la voz exacta. Las frases pueden ser cortas, largas, poéticas, pero esas voces están elegidas muy cuidadosamente para reflejar el carácter de los personajes. Hay distinta gente y distintas voces, y además una voz interior de cada personaje, que puede tener dos o tres voces. Elijo los nombres muy cuidadosamente, los escenarios…, paso mucho tiempo con ello. Tengo una lista de nombres para mi próxima novela, por ejemplo, es muy poético, muy fuerte, nombres de pueblos, de ríos, de valles… El trabajo de la literatura es un trabajo de arte que tiene cualidades musicales, y para mí es muy atmosférico. Es como si estuviera creando un mosaico en tres dimensiones: el tono musical, los momentos de belleza, momentos de poder… y sentido de comprensión de lo que la gente ve. Pero es de una forma intuitiva. Entrevista a Joyce Carol Oates. BERNA GONZÁLEZ HARBOUR 17 OCT 2015 - 00:05 CEST. El País de España”.

 

La crítica ha dicho…

«Los libros de Oates desnudan sin eufemismos nuestra condición humana. Oates nos ayuda a entendernos, o al menos eso es lo que he sentido al leerla.» Carlos Salinas, El Confidencial

«Aún sin perder de vista el realismo más visceral, sus novelas juegan con lo gótico, un gótico norteño que la aproxima al Faulkner más siniestro, el de El ruido y la furia.» Laura Fernández, El Mundo

«Probablemente la mejor escritora norteamericana viva, todo un clásico sobre el que aletea el Nobel.» Elena Hevia, El Periódico de Catalunya

Leer más 1 comentarios

Los tiempos cambian, pero algunas cosas quedan. 

De la búsqueda del saber y mi infinita afinidad con la cultura, me lleva habitualmente hacia lugares que parecen no estar interconectados pero ese mágico camino de memoria colectiva confluye en puntos comunes.

 

Así fue que, primero con el libro “Aparecida” abordé la lectura del tema de los desaparecidos desde otro lugar en una indagación hacia la verdad personal de la autora Marta Dillon, que a pesar de lo angustiante que me significó leer a esa hija en búsqueda del cuerpo de su madre, me quedó la belleza de su valentía.

 

La segunda lectura “Los Olivos de Belchite” de una autora española Elena Moya, quien aborda el tema de la Guerra Civil y las consecuencias que tienen en la España actual los resabios del pasado que llegan una otra y otra vez dentro de la vida de una familia y una sociedad que ha silenciado. Es un libro muy malo, según mi criterio, dicen que fue un éxito...quizás el hecho de haber sido escrito en lengua inglesa ya arranca mal del vamos, seguramente la autora evolucionará en los próximos dos libros que publica a posteriori, siempre tomando los mismos ejes; en “La Maestra Republicana” y la reciente publicación “La Candidata”. Los temas que Moya elige son desde ya muy atrayentes en especial el de la política española, pero tardaré quizás un tiempo para tomar coraje e invertir mi escaso tiempo de lectura para su obra.

 

Pero si de interconexiones estamos hablando, viajando por sobre la búsqueda de textos sin pensar a dónde ir llegué hasta Leopoldo Brizuela, platense de mi misma generación, con su novela “Una Misma Noche” Premio Alfaguara 2012, debo decir que recién la comienzo pero, unas pocas páginas solamente hasta ahora me han hecho compartir este interrogante:

“...Y sin embargo, me digo, algo más poderoso que las casas sobrevive. Pero, ¿qué? ¿Simplemente una banda de asaltantes, de mafiosos, de asesinos? ¿O un mecanismo secreto, un código oculto bajo la fachada de las leyes conocidas? ¿Un lenguaje mudo que las reglas del lenguaje, malamente, intentan reproducir, o arteramente ocultan? Acaso un modo de vincularse que permite a unos ser víctimas y a otros victimarios sin que nadie tenga siquiera necesidad de expresarlo. Pero yo estoy a tiempo de entenderlo, me digo, si escribo…

 

Los tres escriben sobre el horror del pasado y las consecuencias en el presente, los tres son periodistas, y han expresado libremente su homosexualidad, y en esto la sociedad si ha cambiado hacia el respeto del otro, pero en el fondo están aun los resabios que emergen de vez en cuando con las caretas puestas y los hilos bien atados para mover a su antojo, dejarnos perplejos e interrogándonos una vez más.

 

Los dejo con los interrogantes y las búsquedas personales de las escrituras y de la vida.

Leer más 1 comentarios

La humillación, de Philip Roth. (The humbling)

Cuando caminaba por la Feria del Libro de Buenos Aires sorteaba libros y gente buscando Master Class de Julio Cortázar en Berkeley, por allí abajo en la imperceptible pila inferior divisé una tapa que me atrajo, al acercarme y leer vi que era un libro de Philip Roth, Oh! un autor que tenía previsto leer. Lo he terminado de leer hace unos días, es una obra apasionante concentrada y vorágine que te acapara de principio a fin. En tres actos descarna sin tabúes temas como la imperfección del ser humano, las pasiones, el erotismo, la banalidad, el egoísmo que se reavivan como una variación menor de la obra Lolita, de Nabokov.

 

Como esas cosas que me pasan en el camino de mis búsquedas literarias gracias a mi amiga Cecilia que compartió conmigo esta lectura descubrimos que fue estrenada este año la película protagonizada nada más y nada menos que por Al Pacino.

 

Les dejo el Trailer,  y dos Links de lectores con diferentes visiones de la novela por un lado una negativa  y por  el otro lado la de mi amiga Cecilia

Leer más 0 comentarios

Sumisión

Cuando nos vimos todos absortos con el atentado terrorista en la Revista Charlie Hebdo en París, surgió una noticia literaria y paralela, el lanzamiento frustrado de la última novela de Houellebecq, Sumisión. Esto provocó en todos los lectores una gran curiosidad, en principio deformada porque muchos creímos que el vaticinio de Houellebecq era sobre el atentado en sí, pero esto no es así, sino que va más allá.

 

En Sumisión el autor imagina una Francia Musulmana hacia 2022, y el advenimiento de un líder musulmán Ben Abbes, que he buscado y no existe en la realidad, lo que sí existen son aquellos partidos políticos y dirigentes que Houellebecq nombra directamente y que son parte hoy de la política francesa.

 

El supuesto líder musulmán llevaría a Francia a liderar un proyecto al estilo Napoleón o Augusto como un gran imperio que incluiría países como Egipto parte de la UE, los ricos de los Emiratos subvencionará la Universidad, la cultura religiosa daría las directrices de la nueva sociedad.

El protagonista es un profesor de la Sorbona que se especializó en estudiar al escritor naturalista Huysmans, al igual que éste François va transformando su vida llevándolo del aburrimiento profesional y sexual a una nueva existencia de la mano de la nueva cultura que arrasa la sociedad francesa.

 

El libro me pareció mucho mejor que el anterior que he leído de Houellebecq, El mapa y el territorio, se hace interesante en ciertos aspectos y cuestionable en otros, pero siempre con la crudeza y la sinceridad de un tipo que no tiene pelos en la lengua cuando habla a través de sus misóginos personajes masculinos.

 

Les recomiendo esta nota 

LIBROS-POLITICA. Jorge Alemán lee “Sumisión”, de Houellebecq

  

Leer más 1 comentarios

Así comienza lo malo, de Javier Marías

Así comienza lo malo parafraseando a Shakespeare, es una obra de más de 500 páginas que cuenta la historia de un joven contratado como una especie de secretario por un director de cine en 1980, éste joven será partícipe y descubrirá de a poco la historia de la vida privada de Muriel (el director de cine) y su esposa Beatriz. Las mentiras pero a la vez la dependencia afectiva correrá en la memoria de este jóven con la mirada de un adulto mayor ya en estos tiempos. Se conjuga además la historia de España, el franquismo y la participación de algunos personajes que luego devinieron en demócratas con la apertura.

Desde el comienzo hasta la mitad del libro me cautivó el uso del lenguaje, la riqueza del buen uso del español pero también la mirada filosófica, las reflexiones de quien ya ha vivido y retoma los sucesos de juventud con sabiduría. Se te van acumulando preguntas con pocos indicios que te llevan a leer en forma constante hasta descubrir en las últimas páginas las respuestas a esas intrigas que se revelan muy lentas e intrincadas. El final cierra la historia por lo impensado pero a la vez como un círculo que vuelve a formarse aunque el personaje lo niegue, además de dejarte pensando en un final abierto que hubiese podido ser y no lo ha sido.

La recomiendo pero no es para un lector que pase por entretenimiento por un libro ni por un autor, aunque los temas que trata son reconocibles por cualquiera.

 

«Hechizante… evoca a creadores de acertijos como Borges, y las tramas de Marías, ingeniosas como jugadas de ajedrez, traen a la mente al gran maestro estratega del siglo xx, Vladimir Nabokov.»

Los Angeles Times

«Independientemente de nuestras expectativas, al leer elegimos pasar tiempo en compañía de un autor. En el caso de Javier Marías, se trata de una buena decisión: su mente es profunda, aguda, a veces turbadora, a veces hilarante, y siempre inteligente.»

Edward St Aubyn, The New York Times Book Review

«De una inteligencia deslumbrante y cautivadora, parece que no haya nada que Marías no pueda conseguir con la ficción. No es extraño que se lo mencione continuamente como potencial Premio Nobel.»

Kirkus Reviews

 

Leer más 0 comentarios

La Orfandad, de Sylvia Iparraguirre.

Llegó hasta mí esta novelaLa Orfandad” porque fue un regalo de mi amiga Cecilia Parietti que agradezco, ya que con este puente de regalos de libros establecemos un círculo de lectoras selecto y exclusivo a nuestras charlas.

Con un bonito texto descriptivo se cuenta la historia de dos seres cuyas vidas corren paralelas a comienzo de los años 20, que al final confluyen sencillas y armónicas en un pueblo típico de la Provincia de Buenos Aires elegido como su lugar en el mundo.

Por un lado Sonia, una huérfana criada por las monjas de un Orfanato, acorralada por su pequeño mundo decide traspasar el umbral de su historia de soledad cuando conoce una hombre en Mar del Plata. Esta historia te acompañará toda la lectura hasta su desenlace casi al final de la novela. Y, por el otro lado, Pissano un anarquista que lucha por sus ideales, a causa de ello es procesado y confinado en una cárcel del pueblo. Allí vive también la soledad y la traición de un sistema corrupto hasta que es liberado entonces sigue adelante con sus ideas pero descubre que al pueblo hay que entenderlo y no imponerle los pensamientos.

La descripción del ambiente de campo las costumbres de esos años te envuelven y te hacen sentir esos tiempos allí, como así también la soledad de estos personajes en busca de su libertad individual.

Hay reflexiones que se disfrutan desde lo histórico social, pero se quedan allí diluidas en una historia de amor que no llega a cautivar del todo sino por momentos.

Desde mi punto de vista la resolución final de la historia es la más interesante y la que no queda desarrollada, esa que involucra las ideas políticas de los viejos anarquistas de principios de siglo hijos de inmigrantes y las generaciones hijas del peronismo, las divisiones de las familias por esas ideas y el amor que siempre en sus diferentes formas “libera”. De cualquier manera sólo soy una simple lectora que se deja llevar por sus gustos y para nada puedo evaluar la técnica que aplica de manera singular Iparraguirre.

Leer más 0 comentarios

El cielo no existe, Inés Fernandez Moreno

Desde un texto llano y con un simple relato de la realidad, terminé de leer hace unos días “El cielo no existe” de la escritora argentina Inés Fernández Moreno, nieta del famoso poeta Baldomero Fernández Moreno.

Es la historia de una mujer de mi edad que pasa una serie de circunstancias que por momentos me sentí identificada, y que coincido como síntesis más profunda este concepto de la autora cuando dice que alude "a los problemas que enfrentan ciertas mujeres que se ven presionadas por la sociedad y terminan en caminos desafortunados".

El encasillamiento de la mujer en moldes preestablecidos socialmente encierran muchas veces situaciones de injusticia, somos una mayoría que aún tiene que sufrir anacronismos culturales a pesar de ser o de ocupar lugares de máxima responsabilidad.

Por eso la historia de Carla contada de una manera demasiado elemental a mi juicio encierra esa posibilidad de análisis de lo que nos sigue pasando, no en vano se le otorgó el premio Premio Sor Juana Inés de la Cruz este año en la ciudad mexicana de Guadalajara.

Para una lectora como yo que disfruta de un texto rico no recomiendo este libro sólo los capítulos finales se suelta un poco por ejemplo el capítulo Send se lee con más ánimo o preguntas filosóficas como ¿Cuánto uno sabe de uno mismo? hace empatía con su lectura.

Pero si no remitimos a la siguiente reflexión de Fernández Moreno en una entrevista en La Nación “El pasado te marca y produce efectos muy duraderos. A lo largo de la vida, cada uno va tejiendo sobre aquellos errores o déficits del pasado. Va curando esas supuestas marcas, pero no totalmente, hay momentos en que aquello resurge con una fuerza que es sorprendente. Vos decís: "Pero cómo, ¿y todo el trabajo de construcción que yo hice respecto de esto?". Y de pronto te encontrás tan desvalido, como si nunca lo hubieras hecho. En algunos casos eso es irremediable, hay gente que está destruida y que no pudo superar ciertas cosas. Uno nunca se libera de su pasado.”, entonces mi no recomendación puede dejarse de lado e ir a buscar una copia del “El cielo no existe” todo queda al criterio de cada cual.


Leer más 2 comentarios

La Casa de los Conejos, Laura Alcoba.

 

 

Leí hace un par de días este libro, que agradezco que Katy me lo haya regalado por sugerencia de Ceci, quizás las tres compongamos un pequeño Círculo de Lectoras, como venimos diciendo.

Es bastante contradictorio lo que me sucede con esta autora y en consecuencia con el libro.

Por un lado me seduce la historia porque sucede en la ciudad de La Plata, mi cuidad de toda la vida, estando muy cerca generacionalmente de la autora ya que cuando se transcurre esta historia la autora cuenta con 7 años y yo 11. Además que el hecho se sucede en una casa emblemática de la familia Teruggi-Mariani, siendo que la lucha por la verdad y la justicia aún está en veremos en ese hecho en particular, y mi padre tenía una gran admiración por el maestro Mariani, abuelo de Anahí, la beba que aún su abuela Chicha busca desesperadamente. Esto último es real es nuestro, platense, argentino en todo sentido. Pero por otro lado, el relato de Laura Alcoba, no lo es. No es nuestro, no es platense, así es como a mí por lo menos me llega, como la mirada lejana de una voz de una niña que ahora es una mujer que se ha formado en la École normale supérieure, la aristocracia de la élite republicana francesa, no por nada  la autora argentina es considerada como "escritora francesa", publicando en la prestigiosa colección Blanche de las ediciones Gallimard (dedicada a las letras francesas).

Prefiero la voz infantil en La Elegancia del Erizo de Muriel Barbery, o la búsqueda de la verdad en “Nada se opone a la noche” Dephine de Vigan, también francesas de la misma generación y cuyas historias además se leen universales como dice Laura Alcoba cuando habla de la mirada de sus amigos en Francia.

Hay una frase lapidaria de Alcoba que me genera repudio, creo que a muchos lectores hispanos le puede suceder lo mismo, cuando dice: “escribo en francés, porque el idioma español para mí es sinónimo de silencio, y el francés de libertad”, no se porqué pero recordé a los grandes escritores españoles exiliados en Francia, por ejemplo Machado, pero bueno todo parece ser subjetivo en estos comentarios como lo es la misma Laura Alcoba. En una entrevista en el diario La Nación ella dice, “Los buenos libros son los que nunca terminan de decir lo que pueden decir. Soy una fanática de la relectura. Un buen libro es aquel que volvés a leer y te vuelve a sorprender, te vuelve a hacer pensar y a abrir puertas. Mis relecturas favoritas son, entre los argentinos, Borges y Cortázar. Tengo fascinación, entre otros, por La montaña mágica, de Thomas Mann, y por El lazarillo de Tormes, un libro cortito que nunca termina de decir todo lo que puede evocar.”

Pues, una de las personas que dejan sus mensajes en la versión online del diario le contesta: “Trés bien madame Alcoba, mais votre phrase fut dit par Italo Calvino: ¨ "Un clásico es un libro que nunca ha cesado de contar lo que tiene que contar.", es frase del autor italiano nacido en Cuba. Comme il y a des voleurs aprés la lettre...

Un mensaje fuerte que deja al descubierto lo que ésta autora genera, más allá de eso le daré otra oportunidad y seguro buscaré más adelante alguno de los libros que ha escrito:Jardín blanco,  Los pasajeros del Anna C., El azul de las abejas.

 

Acá van las recomendaciones de lecturas de Madame Alcoba:

La montaña mágica, Thomas Mann Empecé diciendo que haría una lista sin orden ni jerarquía, pero en cuanto a este primer título, no es del todo verdad. Creo que esta lectura es al día de hoy la más importante para mí. La montaña mágica es una exploración de la melancolía de una fuerza absoluta. La Primera Guerra Mundial como experiencia del abismo – la historia europea como síntoma.

Victoria, Joseph Conrad Me encanta Conrad. Podría haber citado otros libros de él (El corazón de las tinieblas, Lord Jim, Tifón), pero éste tiene la particularidad de tener un hermoso personaje femenino en su centro, Lena. Algo inhabitual en la obra tan masculina de Conrad.

Peste y cólera, Patrick Devilleå

Patrick Deville es a mi modo de ver uno de los mejores escritores franceses actuales. Un lector insaciable, un gran erudito a quien admiro muchísimo.

Le feu follet (El fuego fatuo, creo, en castellano), Pierre Drieu la Rochelle Es increíble pensar que este libro fue escrito en 1931. Es de una modernidad total, un libro genial y oscuro -una oscurísima novela inspirada en el suicidio del escritor dadaísta Jacques Rigaut.

Rayuela, Julio Cortázar Un libro que me gusta leer en voz alta.

Flush, Virginia Woolf La escritora Elizabeth Barrett Browning vista por su perro. Una joya en cuanto a la expresión de emociones y sensaciones, la comunicación entre humanos y animales. Me fascina lo que logra Virginia Woolf en este libro.

El Lazarillo de Tormes Por excelencia el libro que nunca se agota, cada relectura revela algo nuevo. Admiro este clásico del Siglo de Oro por el arte de la concisión, por el espacio que deja al lector.

País de nieve, Yasunari Kawabata Amo la obra de Kawabata, pero particularmente este libro en que el paisaje es protagonista, símbolo y clave de la intriga. También lo son los colores – el blanco y el rojo.

La invención de la soledad, Paul Auster. Auster es otro autor que amo, pero particularmente este libro que es como la piedra que sostiene todos sus libros posteriores.

Platónov, Anton Chekov Leer Platónov. Ir, ansiosa, a ver una nueva puesta en escena preguntándome “¿Cómo será esta vez?”. Entender y en el fondo no entenderlo. Creo que los libros que amo son aquellos que nunca termino de entender.

Leer más 0 comentarios

Secretos Familiares. ¿Decretos personales?

Leer un ensayo no es algo muy habitual en mí, pero debo reconocer que cuando vi la nota sobre el libro de Diana París la reacción fue instantánea, comprarlo.

Ayer lo he terminado y solo puedo decir como comienzo de este comentario que yo ya lo había hecho, sí el trabajo de estudio psicológico de mi propia estirpe fue parte del camino de conocimiento de mi propio ser, desconociendo lo que significa la Psicología Transgeneracional puede desempolvar el silencio y el dolor y doy gracias a Dios por eso porque mi padre se ha ido sin la mochila que lo torturó durante toda su vida, y también los que venimos detrás sabemos de ello, como también el porqué de muchas cosas.

Dice Diana París: … “los secretos guardados bajo sietes llaves inscriben la utopía de que haya una sola llave que abrigue a toda la familia. Unos manejan saberes que les abren ciertas puertas prohibidas a los demás… Encontrar el interlocutor adecuado a ese miembro de la familia que maneja las llaves, y hablar, llorar, preguntar y no juzgar se hace necesario para destrabar el candado de la verdad. Hacer catarsis gracias al saber adquirido, iluminado por la palabra que nos trae alguna confianza recuperada y dejar cicatrizar. Solo así nos desprendemos del peso del secreto que cargamos en el presente y que viene de las generaciones anteriores, y regresa una y otra vez. El inconsciente es transgeneracional…”

 

La autora comienza con una pregunta que en el correr de la historia la responde sin titubeos, los secretos familiares SON decretos personales para contestarlo no se anda con rodeos ni con historias de otros solamente, sino que expone su propia historia, la de sus abuelos, la de sus padres y las consecuencias en ella.

Es un libro que te lleva por lugares intrincados de la historia personal que va desde Edipo, Napoleón hasta los Reyes de Holanda pasando por Hitler, todos atravesados por el entramado inconsciente de la transmisión hereditaria.

Un capítulo especial tiene Alfonsina Storni, desglosando desde la psicología transgeneracional, su historia y su poesía.

 

Habla además, y que me interesó especialmente, el tema de los niños adoptados, y dice “...lo heredado y transmitido por los ancestros biológicos es una capa de hojaldre sobre otra de la familia adoptiva y sus propios mandatos transgeneracionales…”, y vuelve una y otra vez a dar explicaciones desde la mitología griega al caso de Edipo. Más adelante nombra importantes hombres de la historia que fueron niños adoptados que luego vivieron en busca de la verdad, como Aristóteles, Mandela, u otros exitosos personajes que constituyeron una veradera revancha positiva como es el caso de Steve Job, Edgar Allan Poe, Charles Dickens y Mark Twain.

Por último puedo agregar, que te invita a un ejercicio que en mi caso como dije ya había hecho.

“... ni el árbol que es abuelo de sus sombra,

ni nuestro sol, hijastro de sus ramas,

ni la fruta madura, incandescente,

ni la raíz de perlas y de escamas,

ni tu tío, ni tu chozno, ni tu hijo,

ni tu locura, ni tus espaldas,

sabrá del tiempo oscuro que nos corre

desde las venas tibias a las canas…”

 

Jaime Sabines Gutiérrez,

poeta y político mexicano (1926-1999)

 

Leer más 0 comentarios

El intenso calor de la luna

Por estos días terminé de leer "El intenso calor de la Luna" de Gioconda Belli, una autora hondureña que desconocía y que mientras leía su último libro google la biografía.

La intención de la historia es cambiar la idea sobre la etapa que debemos transitar las mujeres después de los 40, la protagonista descubre que puede ser ella misma con todo lo que eso significa, dejar de vivir en función de los demás, y comenzar una vida más libre, más auténtica. Pero ésto fue interesante pero no lo más importante o lo que a mí particularmente me atrajo sino todo lo que atañe a la cultura de la vida en Honduras, la línea divisoria que dejó la guerra entre los que fueron parte de un lado y del otro, la diferencia social profunda y la lucha por las desigualdades.

Por eso rescato de todos los capítulos el número 20, que quizás pueda pasar sin pena y sin gloria para algunas lectoras, en éste la protagonista llega luego de tener el primer encuentro con su amante, más joven que ella, en su casa están sus dos hijos que no viven más con sus padres, se da entonces un diálogo muy lindo entre dos generaciones diferentes y a la vez la mirada de dos jóvenes con àngulos contrapuestas, sus necesidades, sus intereses para cambiar la realidad que los rodea, el compromiso o la distancia individualista.

Al final del libro más allá del blanqueo personal de los protagonistas, es el rol de activismo de la protagonista que no solo toma conciencia que la menopausia no es lo que se dice, sino que tiene mucho por ser y por dar que en esa revolución personal se propone hacer o retornar a las motivaciones juveniles para cambiar la realidad social que lejos parecía estar de su clase, hasta que se choca con ella.



Leer más 1 comentarios

Guerra Civil de Federico Jeanmarie.

 

La gente está más preocupada por su propio odio.

 

Fue una experiencia muy particular por cómo viví el trayecto de lectura de este libro.

La historia habla de muchas cosas -como el propio autor lo dice en Página 12- “Yo creo en la literatura que te llena de preguntas.”, y así fue lo que me sucedió. Al principio odié al personaje principal por obseción egoísta por la mujer que había perdido y que me hacía recordar al personaje Ricardo Somocurcio de las Travesuras de la niña mala, de Vargas Llosa, como así también el erotismo final del libro.

Schnagel, el protagonista que solo tiene apellido y olvidó su nombre porque así define su identidad, cambia el destino de la gente con una máquina de tatuaje sobre las líneas de la mano, es un corrector del destino o un instrumento del destino como quizás se defina a sí mismo. Pero en si, de lo que realmente habla la trama no es lo que a mi me ponía intolerante del personaje, sino de algunas otras cosas que nos pueden hacer pensar sobre la forma de vivir o de ser de los argentinos que es en dónde el autor se basa para reflexionar “Me parece que somos un pueblo al que le cuesta ser feliz. Yo soy de andar en bici o de caminar a la mañana y es increíble la cantidad de veces que veo a gente que por cualquier cosa puede llegar a la violencia más estúpida. Y me resulta raro porque siempre hay una razón para que el porteño esté enojado. Es algo que me interesa mucho y he tratado de escribirlo de todas las maneras que he podido. El origen de la novela está en un hecho que pasó, creo que en la línea Sarmiento. Alguien se tiró a las vías, pero la gente no supo que era un suicidio, pensó que era otro tren que llegaba tarde y quemaron un par de vagones. Entonces se me ocurrió que por un hecho fortuito podía iniciarse una locura y busqué la forma más increíble de que eso pudiera pasar. Por eso decidí también que Schnagel, que vive completamente aislado del mundo, llegara a producir algo que involucre a los demás.

Es decir es un libro en el que están los tres temas que obsesionan al autor: la soledad, la violencia, el amor y la incomunicación.

 

De ahí en más solo me queda leer otro de los libros de este nuevo escritor en mi biblioteca, y veré que efecto me produce, ya que me remito nuevamente a las palabras de Jeanmarie sobre otra de sus novelas cuando dice “los gorilas me decían que era una novela peronista y los peronistas, que era una novela gorila. Eso que para otro escritor es un problema para mí es maravilloso. No en vano me gusta el Quijote. Me gusta una literatura que no resuelva, que haga quilombo. No sé si lo logro, pero por lo menos lo intento.

Leer más 1 comentarios

Vida estamos en paz, la bio de China Zorrilla

 

 

 

 

China Zorrilla no me era indiferente, en mis habituales zapping de TV era encontrarla en una nota y hacer stop, la consecuencia frescura y el encanto de una historia que me atrapaba.

Por eso, el día que ella se fue definitivamente de gira, iba escuchando la radio cuando comentaron la próxima y justa aparición de el libro "Vida, estamos en paz", de Diego Fisher.

El libro no cuenta estas historias que solia hacer China, sino es la historia de una mujer extraordinaria idealista y sincera con ella misma y con los demás, como toda persona idelista lo fue en el amor de pareja y en el sentimiento hacia su patria de valores. Fue aristocrática y culta pero supo vivir y representar el sentido de lo popular, perseguida por el Plan Cóndor, prohibida aqui y allá, pero íntegra.

Leer su biografía fue un placer, como lo fue disfrutar de su arte.

Como el libro, termino mi texto con el poema de Amado Nervo:


 

 

 

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida,

porque nunca me diste ni esperanza fallida,

ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

porque veo al final de mi rudo camino

que yo fui el arquitecto de mi propio destino;

que si extraje la miel o la hiel de las cosas,

fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:

cuando planté rosales coseché siempre rosas.


Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:

¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!


Hallé sin duda largas las noches de mis penas;

mas no me prometiste tan sólo noches buenas;

y en cambio tuve algunas santamente serenas...


Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.

 

¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!



Leer más 0 comentarios

Todos éramos Hijos, de María Rosa Lojo.

Ayer terminé de leer el último libro publicado por la autora. Me enganché luego de escuchar la entrevista en el programa Los 7 Locos el sábado 30 de agosto pasado en la TV Pública, compré el eBook en BajaLibros.

El libro al igual que la obra de Miller se divide en tres actos, y una obra corta de teatro final.


Toma como punto de partida una obra de teatro “Todos eran mis hijos” de Artur Miller, y a partir de ella se desencadena el relato de la historia argentina de fines de los 60 y principios de los 70.

Leí hace un tiempo la obra de Miller que obviamente me gustó, por su mensaje social, la crítica al sueño americano basada a partir de hechos reales.


El primer acto, debo ser sincera se hizo tedioso, y creí por un momento que pasaría por la experiencia que tuve con “Personas como yo” de John Irving de utilizar un tema para hablar de Teatro, pero por suerte desistí a dejar la lectura y seguí leyendo sabiendo que en algún momento llegarían los verdaderos textos y la historia que la autora  quería contar.

A partir del segundo acto mi lectura fluyó por esa historia contada con la verdad histórica vivida por una chica de colegio católico representante de la generación de los 70, hija de inmigrantes gallegos que habían huido de la Guerra Civil Española, extranjera en su propia patria, y  par de sus propios compañeros tan distintos pero tan iguales a la vez por ser partícipes y protagonistas de ese momento bisagra del país en los últimos cuarenta años.


Nada queda fuera de la novela histórica personal, cada personaje de ese momento es examinado y contado con el lenguaje y el pensamiento de la clase media de entonces, inmigrante en muchos casos, medio pelo en otras. Hijos que ponen en tela de juicio el pensamientos de sus padres, una generación que cuestiona a la otra que la deja a su suerte hasta que los masacren. Era la Argentina dividida, antagónica.


Por eso rescato un diálogo maravilloso que quizás para mí es una de las partes que mas me han agradado, y es aquel que el padre de Frick –Republicano –  realiza con los jóvenes militantes peronistas de esa época.


La recomiendo, desde ya, los hechos históricos los concí desde los ojos de una niña como fui en ese momento, y mas tarde con la comprensión que tuve en los ochenta de lo que había sucedido.


Pero nunca se ha dado desde la novela argentina el relato íntimo y audaz para entender mejor esa época.  


Leer más

Blog - Fuera de la Jaula, de Fernanda García Lao

Fuera de la Jaula, mi última lectura.

Leer más 1 comentarios

Un año del día después de mañana.

Hay hechos en la vida que producen un cambio de pensamiento, situaciones personales o ajenas que provocan, lo que hoy en forma coloquial se le dice un click, una evolución quizás o un trauma que trabajar que una vez vencido, ya no te reconoces como lo anterior.

Cuando hoy iba hacia mi trabajo recordé las veces que retornaba al laburo durantes los meses inmediatos a la inundación, fue en ese momento que pude volver metafísicamente. ¿Qué sentí?: que me habían despojado de mi vida histórica en el sentido metafórico, en el sentido de espacio, de tiempo, de lugar, de lo cotidiano, de lo afectivo, era lo más parecido a sufrir el destierro y la guerra.

Gracias a Dios no perdí más que ese despojo temporal y a la vez evolutivo desde el dolor, quizás uno más pero distinto porque lo hemos sufrido muchos a la vez.

No quiero ni pensar lo que deben sentir aquellas personas que perdieron la vida de seres queridos, durante o posterior al desastre. Debe de ser incontenible tanta impotencia por tanta injusticia.

Si sólo fuera que los que deben gestionar lo hagan con visión de futuro, sin negocios personales, ni sectoriales, entonces quizás allí la tragedia hubiese sido mucho menor.

Por eso parafraseando si se me permite el pensamiento de Don Arturo Jauretche les diría que no piensen gestionando sólo dónde están los votos hoy, porque no estarán más allí mañana y serán tristes viudos de votos perdidos.

 

De aquí en más el 2 de abril encierra dos fechas que estaquean el corazón,  que para muchos son fuente de lucha, de cambio, de debate y acción, porque las cosas cambian, y las personas también.

Leer más 0 comentarios

La gente feliz lee y toma café

En el día Internacional de la felicidad me propongo analizar mi última lectura.

Muchas veces me he preguntado tanto como lectora como por la tozudez de ser escritora de a ratos, en cómo se construye una éxito editorial, no porque crea que es sinónimo de excelencia literaria, de belleza artística ni nada que se le parezca, pero sí por el hecho de atraer la atención del lector en el primer paso que será en la librería o pantalla, y el segundo paso crucial adquirir el ejemplar. Como diseñadora me respondo en parte con las teorías del marketing. En el caso de “La gente feliz lee y toma café” el marketing pudo haber devenido a posterior a la aceptación que tuvo en su edición de autor por Amazon.com, analizando las razones de dicha actitud de compra en la versión digital se puede analizar que; el título es un hallazgo para tocar la sensibilidad de los lectores ejercitados, ya que todos somos felices leyendo y por supuesto no hay nada mas ameno que hacerlo junto a un cafecito. La portada es agradable e imaginamos de entrada que es la protagonista, en el resumen aun con el drama que sospechamos te provoca curiosidad como aquella mujer resolverá su vida y en mi caso creí que la lectura era parte del camino, si buscas puntas de próximas lecturas, si buscas referencias, si buscas que los personajes profundicen sus conflictos, si buscas que te deje algo, entonces en este libro no lo encontrás. Nos será más que un pasatiempo de media lectura que solo la recomiendo cuando tu cabeza no quiera más información que un diálogo de personajes que no tienen intención de llegar más allá y que no te pedirán ningún esfuerzo.

Leer más 2 comentarios

De Vermont a París con escala en Madrid.

 

Este último mes leí dos libros que si uno los ve al pasar piensa que poco tienen en común, asi los elegí pero luego de terminar uno y después el otro pensando que me habían dejado, llegue a la conclusión que los dos hablan de la libertad, si aquella individual, pero no por ser de uno mismo no significa que al final si cada uno lo logra no sea trascendente.

 

 

 

Leer más 2 comentarios

El secreto de Puccini y de viaje con otro italiano talentoso

En los últimos días leí dos libros muy recomendables.

 

El primero fue “El Secreto de Puccini”, un regalo de mi amiga Cecilia Parietti que agradezco muchísimo. La lectura es amena y te va llevando por la historia de Michele el hermano menor del gran maestro, el hecho de que Giàcomo haya llegado hasta el país en pleno esplendor es un enigma a saber  a pesar de que desde la primer página sabemos que su hermano ha pasado por una situación trágica producto del amor a una mujer casada con una persona influyente de la època, las mismas de todas las épocas en el país, que construyen desde la corrupción del poder su reinado. Toda esta historia te transporta a la historia argentina de principios de siglo, la llegada de la inmigración italiana y sus costumbres, en mi caso como mi abuelo italiano era músico y mi padre músico también me llegó particularmente al corazón.

En particular, fue el anclaje de la obra del maestro Puccini sobre la realidad lo más trascendente  que yo encontré en la lectura, siendo mi forma de encarar esta lectura contradictoria porque siempre estuve balanceándose entre lo que habrá sido real y lo que no, una actitud un poco mediocre de mi parte porque estaba leyendo una novela, y no una investigación histórica.

 

 

Leer más 4 comentarios

El discreto encanto o desencanto de la vida conyugal.

Hace un par de meses leí "El discreto encanto de la vida conyugal" de DOUGLAS KENNEDY.

Arrancamos fatal con la traducción del título a nuestro idioma, al principio cuando quería contar que libro estaba leyendo me salía el título de una gran película de Buñuel "El discreto encanto de la burguesía", un parafraseo que no engancha mucho. Es en estos casos cuando pienso qué hermoso es poder leer en la lengua original, y recuerdo una anécdota; una tarde estaba en una librería que me agrada enclavada en el barrio los troncos sobre la calle Güemes de Mar del Plata, y entre los lectores habia una señora que levantaba la voz hablando con el vendedor, no recuerdo el título que buscaba pero de lo que guardo registro es del “NO” reiterado de la misma cuando la querían conformar con la versión en español, el "NO leeo traducciones" retumbaba en la sala, y pensé:¡qué suerte tiene esta señora, tostada y fina pero también culta que puede leer en otros idiomas!.

El título original es "State of de Union", es un concepto ¿no? que por supuesto hace al nudo de la trama. La novela habla de valores y cambios culturales que influyen inevitablemente en la constitución familiar dentro de la sociedad, quizás haya quienes piensen que cada país tiene su escala de valores y eso es cierto, pero si comparamos la historia de la familia de Hanna, la protagonista, bien pudiera ser una historia en cualquier país occidental.

La novela comienza en el año 66, Hanna es hija de un profesor Universitario y una artista plástica ambos son parte de los grupos militantes que protestan contra la guerra de vietnam entre otras cosas, viven en un estado socialdemocrata que definen como liberal dentro de un país que piensa lo contrario, son los 60 y principios de los 70 que marcaron. Hanna hacia el 73 elige la vida opuesta a sus padres se casa con un médico que según ella reprime sus ideales liberales y se van a vivir a un pequeño pueblo donde todo es como debe ser para la sociedad hasta que un hecho la marca pero ella lo guarda como su gran secreto, el tiempo pasó y de los 70 nos vamos sin escala al 2003, han hecho dinero, son parte de una sociedad signados por Bush, y los hijos de su matrimonio son un reflejo de esa época. Pero no hay mentira que dure una vida, ni vida que pueda contener tanta hipocresía.

Una lectura ágil que me hizo llevar este libro de un lado a otro para seguir la trama en cada espacio de tiempo que tenía. Un final previsible, pero el trayecto hasta ese final es lo jugoso

Leer más 0 comentarios

El relato simple del profundo conflicto humano, Delphine de Vigan.

En mi pequeño departamento duerme la parte importante de mi biblioteca, cuando llegué en ese exilio impuesto por la inundación de mi casa, lo primero que busqué fue un libro para mitigar los pensamientos de incertidumbre y los ahogos de indignación de haber perdido entre tantas recuerdos y cosas, muchos libros.

Es bastante habitual que algunos de ellos  -no muchos- tengan señalado hasta donde llegué alguna vez, esperando apacibles y tristes que cualquier día por alguna circunstancia fortuita vuelva a leerlos, es como “el cementerio de los libros olvidados” de la trilogía de Carlos Ruiz Zafón, mi biblioteca te hace la misma pregunta ¿Por qué puerta quieres entrar?”.

Ese domingo no sabía realmente por dónde ingresar, elegí el último libro que escribió Tomas Eloy Martínez “Purgatorio” 2008, increíblemente o no, la novela trata del exilio objetivamente serio de la dictadura, justo en esos días de mi lectura -mi sentido Jung- moría el máximo responsable de la barbarie.

Pero mi búsqueda literaria necesitaba otros caminos, fue entonces que entré en la librería Rayuela cerca de mi trabajo, algo poco habitual últimamente porque prefiero la vía Internet.  

Fue allì dònde descrubrì a Delphine de Vigan, una autora francesa que estuvo de visita en Buenos Aires hace un mes aproximadamente, invitada por el Festival Internacional de Literatura en Buenos Aires.

El primer libro que leí de ella y hasta ese momento era el único que había llegado a la Argentina es “Nada se Opone a la Noche”, la historia me atrapó desde la primera página aún cuando el comienzo es trágico y sabiendo que se trataba de la muerte de la madre de la autora.

De Vigan tiene un relato vivo que te lleva de tragedia en tragedia pero de la vida de ficción a la real sin esperarlo, cuán difícil es desenmascarar toda una familia y que no sea imaginada sino que es la propia expuesta en llaga. Una búsqueda minuciosa y literaria de las razones por las cuales su madre era de esa manera y no de otra, llegando a lo que siempre se oculta en la historia y se echa bajo la alfombra de la historia familiar.

Una lectura que les aconsejo pero que se debe estar preparado para seguirla. Me causó tan buena impresión que Google a la autora y su bibliografía, descubriendo que su primer libro también había podido escribir desde la ficción su propio problema que fue la anorexia, el título es “Días sin hambre que no leí pero que según la autora cierra un circulo literario con “Nada de opone a la noche”.

El segundo libro que conseguí de esta autora en formato ebook fue “Las Horas Subterráneas” lo terminé de leer hace unos día, dos historias semejantes de opresión en una ciudad dónde se es un número, donde el ritmo estresante y la soledad son comunes denominadores de quienes se revelan.

Comparto, desde mi humilde lugar lo que dice la autora en un reportaje de su visita a la Argentina, le preguntan:
-¿Era la literatura la única salida para expresarse?

-Sí, es la manera como me expreso. Es realmente la única manera que encontré para domesticar mis propias emociones, mi sensibilidad, para poder canalizar la sensación estar demasiado permeable. En francés se dice ser como una esponja, se absorbe todo. Para mí la escritura es una manera de poder soltar y no absorber todo. Y esto es válido para todos mis libros, incluso aquellos que no son tan personales.  

Si querés lee la entrevista clikeando aquí.

 

Leer más 1 comentarios

Recursos Inhumanos

Pierre Lemaitre

Este thriller desentrama a través de los sucesos en la vida de Alain la crudeza de la sociedad capitalista actual que provoca en las personas en lo individual y social un quiebre brutal de violencia irracional. Delambre es un hombre de 57 años que ha sido despedido, habiendo alcanzado en su carrera puestos gerenciales en recursos humanos, es desechado y marginado conformándose en principio por un puesto de correo oprimido y subalterno hasta que toda esa opresión se responde en forma violenta primero muy de a poco, y luego en forma progresiva y delictiva hasta alcanzar niveles insospechados.

El relato se vuelve intrigante porque queremos saber que terminará pasando con este hombre que hará lo imposible por volver a tener un trabajo digno, y sin embargo no es él que genera la violencia sino que es la respuesta de las estructuras de las empresas que lo convocan los que generan el caldo de cultivo para la respuesta. Lo mejor a mi criterio es el eje del pensamiento psicológico del protagonista y su entorno lo que más me deleitó en la lectura, el trabajo del autor de ese perfil y la estructura de pensamientos, preconceptos, análisis y efectos que se generan en el Delambre.

Más allá de eso quise terminar rápido la lectura de la parte final del suceso que se prolonga un poco.

 

Casi al final del libro lo resume en el punto en la que se encuentra el personaje recordando una frase de un amigo: “Si quieres matar a un hombre, empieza por darle lo que más espera. En la mayoría de los casos, con eso no basta”.



El Monarca de las Sombras

de Javier Cercas

 Las familias siempre guardan hechos y personajes, y creo como Javier Cercas que esas historias personales describen el contexto histórico y político de la sociedad en dónde viven o han vivido, pero cómo se las debe relatar ¿Cómo un literato? o ¿Cómo un periodista? en esa dicotomía se moviliza el autor.

En el Monarca de las sombras, Javier Cercas relata la lucha que implicó para él sacar a la luz la historia de su tío abuelo materno Manuel Mena, héroe en su familia y su pueblo Iberhernando, que murió a los diecinueve años en la batalla del Ebro, en 1938, hacia el final de la guerra civil. Se había alistado en la 3ª Bandera de Falange de Cáceres en 1936 y había alcanzado el grado de alférez provisional. Desempolvar ésta historia es para el autor tomar las riendas y hacerse cargo del pasado de su familia en contradicción con sus propia ideología.

El título de la obra alude al episodio de la Odisea en que Ulises se encuentra con Aquiles en el Hades y éste le confiesa que preferiría ser el más humilde de los siervos a reinar sobre todos los muertos, excelente frase que  define el destino de su familiar.

Leí el libro tratando de que se descubra lo que estuvo silenciado o se devele esa parte no escrita ni por los que ganaron ni por los que perdieron, que se mantuvo oscura pero debo decir que no hay grandes descubrimientos, una buena parte es la entrevista y la historia del “Pelaor” Antonio Ruiz Barrado, cuyo padre fue asesinado por los franquistas, dice poco y nada sobre Mena, pero afirma: "Entonces se mataba por cualquier cosa. Así fue la guerra. La gente dice ahora que era la política, pero no era la política. No sólo". Una historia que nos acerca a nuestras propias grietas de la historia argentina. 

Otra parte que en particular a mí no me sedujo pero quizás a otros lectores, si les puede interesar es el relato de la Batalla del Ebro.

Pero como dice una nota de la crítica en el portal Babelia, “ No a todo el mundo le parecerá bien, sin duda, esta novela valiente y persuasiva; no propone un armisticio tramposo, sino un eco de aquella demanda lacerante de “paz, piedad, perdón” que Manuel Azaña dirigió a todos cuando aún estaban las armas humeantes.

 

 


Manuel Mena, uno de nosotros

QUIZÁ 'EL MONARCA DE LAS SOMBRAS', COMO DICE CERCAS, ES EL VERDADERO FINAL DE 'SOLDADOS DE SALAMINA'

La novela se va haciendo a la vista del lector. Y es que Cercas no sólo se la cuenta a los lectores, sino a sí mismo —que ha deseado y temido escribirla—; a su madre, que es la sobrina del protagonista; a los vecinos de su pueblo que saben que es escritor, al cineasta y escritor David Trueba (que también podría contar otra historia, la suya, que queda en esbozo). Y a la vez el curso del relato in fieri, que tantea sus alcances pero que nunca vacila en su propósito, dialoga con otras novelas del escritor. Igual que La velocidad de la luz lo hizo con la responsabilidad de haber escrito Soldados de Salamina e igual que El impostor —otra novela compartida activamente con familia y amigos— conversa con Anatomía de un instante. Trueba dice en sus páginas que “no son los libros los que deben estar al servicio del escritor, sino el escritor el que tiene que estar al servicio de sus libros”. Quizá esta novela —escribe Cercas— es el verdadero final de la trama de Soldados de Salamina: un recuerdo que revive y se va configurando como fábula moral. Se escribe para saber más, entender, no juzgar…, porque “las novelas son como sueños o pesadillas que no se acaban nunca”. Y todas las historias se parecen: esta novela tiene como espejo una de Dino Buzzati (El desierto de los tártaros), un cuento de Danilo Kis (‘Es glorioso morir por la patria’) y unos versos de la Ilíada (donde Aquiles muere con honor y belleza) y otros de la Odisea, donde el mismo Aquiles reconoce en el Averno que prefería ser un modesto campesino a un monarca del reino de la muerte. De ahí viene el título de la novela.

 

Seguir leyendo la nota en el País de España



La Mujer de la libreta roja

Una historia diferente de amar

Hace unos días terminé de leer  “La mujer de la libreta roja” de ANTOINE LAURAIN.

Transcurre en París, en ese París de las historias pequeñas y universales dónde se irá desencadenando una historia de amor de manera no habitual que mostrará que Laurent llegará a enamorarse de Laure sin haberla conocido, parece inocente y no lo es porque él conocerá primero el bolso de Laure y lo que ella llevaba dentro como su libreta roja dónde anotaba sus miedos y sus gustos, y más tarde sin quererlo, por un mal entendido terminará cuidando de su gato y de su departamento, es decir su mundo.

Laurent es un librero que deja de ser banquero para dedicarse a lo que le gusta la literatura, tiene una hija adolescente que lo da vuelta y media. Laure es restauradora que ha perdido a su marido en la guerra de medio oriente. Laurent va reconstruyendo paso a paso como un detective,  junto a la libreta de anotaciones y demás cosas que hay en el bolso de mujer que ha encontrado, como un libro de Patrick Modiano, las pistas para llegar a dar con la identidad de la dueña, pero también con su esencia que en definitiva no es ni más ni menos lo que nos une a las personas.

Es una novela corta que traté de no leerla tan rápido para que no se terminará de un día a otro, fue bastante llevadera de la mitad hacia el final con reflexiones profundas aún en una pequeña historia de amor no convencional, sobre todo porque yo venía de leer black out. Lo bueno que la escribió un hombre y eso refleja que hay quienes saben cómo conocer a la mujeres.

La edición es de Editorial Salamandra que es muy buena.


Antoine Laurain

Antoine Laurain nació en París a principios de los años setenta. Tras estudiar cine, empezó su carrera dirigiendo cortos y escribiendo guiones. Su pasión por el arte lo llevó a trabajar como asistente de un anticuario en París, experiencia que inspiró su primera novela, Ailleurs si j’y suis, que obtuvo el Premio Drouot en 2007. 

Le chapeau de Mitterrand, que publicó en 2012, fue aclamado de forma unánime por la crítica y el público en Francia y obtuvo numerosos premios. La mujer de la libreta roja, su quinta novela, lleva vendidos más de cuarenta mil ejemplares y está en proceso de traducción a quince idiomas.



Black out

Cuando leo un libro, ya sea una novela o una biografía, es como cuando escucho música, si me agrada, si llega a conmoverme por alguna razón, fluye se hace continúa, y deja en mí algo nuevo un aprendizaje o llanamente vivir una historia. Pero si esto no sucede el deleite de la lectura se transforma inevitablemente en cortes abruptos, marchas y contra marchas. Con este libro Black Out no puedo definir taxativamente que me sucedió, es una incógnita todavía a escasas horas de haberlo terminado de leer.  

 

Pienso en la adicción al alcohol de la autora y ese sentido que le daba para pertenecer al mundo de los hombres sin dejar de ser una mujer, al mundo de los intelectuales de los 70 pero desde la obsesión por anestesiarse, decir que el alcohol era la patria parece ser excesivo y conmovedor a la vez. El mundo de los cafés de Buenos Aires en los 70 de Moreno parecen pisotear la visión romántica del Tango que yo llevo desde la memoria de mi propio padre y su amor por el Buenos Aires de los '60.  

 

Es muy cierto decir que es el libro negro de los muertos de Moreno y una época, y que según Alan Pauls en su nota para Telam, es casi obligatorio leerlo en diálogo con el segundo tomo de los "Diarios de Emilio Renzi" de Piglia y el flamante "Miserere" de Germán García, los otros dos notables mapeos de los años 70 que aparecieron en 2016. De hecho todos los escritores y amigos que describe ya no están entre nosotros, Miguel Briante, Norberto Soares, Claudio Uriarte, Charlie Feiling, periodista y escritores que compartieron con Moreno este universo etílico literario. 

 

Además ella es la única mujer en ese mundo de hombres, ella que sangra, que no puede dejar de hacerlo hasta traspasar los límites como algunas mujeres sabemos, y contar la odisea de serlo.  

 

Pero ella a la vez es la única sobreviviente de todo este mundo muerto y perdido, es la que puede a pesar de pensar que el whisky y la ginebra eran la patria, decidir exiliarse por fin. 

 

La partes del relato que hacen referencia a su familia: sus padres, sus abuelos y el mundo en el cuál vivió fue para mi el mejor tramo del libro, no se si estaré a la altura de un crítico literario o un lector avezado para rescatar estos tramos, pero lo hago como una lectora que soy en el camino de mis propias inquietudes.  

 

Y por último el grito de (¡¿Dónde están mis compañeros?!) aludiendo a los desaparecidos, bueno lo entendí pero no lo asimilé como parte del relato sino como algo que se quería dejar constancia pero nada más.  

 

 

Ah! Y una acotación ya desde el punto de vista de una diseñadora gráfica, la edición impresa de Random House es malísima, se desarmó la encuadernación y el retintado de las páginas se traslucía en la lectura.



De la Biblioteca de ebooks, Limonóv de Emmanuele Carrère

Tuve una gran curiosidad por conocer la vida de este personaje llamado Limónov (Eduard Veniamínovich Savenko) y fue así que recorrí 400 páginas que en los inicios de la historia se hizo ágil y formativo de la historia de vida de hombres, mujeres y niños de la Unión Soviética, del drama de la guerra y postguerra.

Este hombre es un personaje controvertido que surge como cualquier niño marginal en una sociedad que lo excluye y que comienza a relacionarse con el mundo under de los intelectuales y artistas soviéticos censurados, es así que consigue salir de su país no teniendo ni mucha idea del mundo que lo esperaba emigra a EE.UU dónde vive una vida promiscua y se revela ante este nuevo sistema que ve y que vivencia en carne propia, aborrece a los ricos y se les planta con la soberbia de los excluidos. Comienza a escribir y es editado, luego viene la etapa de su vida en París siempre en los círculos de los artistas, intelectuales y marginales rusos exiliados dónde allí es ya aceptado, hasta aquí el libro me agradó fue llevadero. De ahí en mas con la vuelta de Limonov a la Unión Soviética, la caída del muro de Berlín, la Perestroika, Gorbachov, la guerra en los Balcanes, la participación de Limonov junto a asesinos, etc. se me hizo interminable y tedioso.

Este libro tiene dos cuestiones a tener en cuenta, por un lado se tiene que conocer la cultura Rusa porque sino se hace agua por algunas partes, información que no manejo en su totalidad, y por el otro lado la innumerable cantidad de citas auto referenciales del autor que si bien enseña en cierta manera a darse cuenta como un escritor construye una historia que necesita o desea contar, te hace sentir que nos vamos por las ramas de la historia central que es Limonov.

No dejo de recomendarlo por supuesto, las historias de personajes como éste son fascinantes por lo menos para mi. Hago un paralelismo casualmente con un documental que vi ayer sobre los hijos de los Nazi en Netflix, cuando en el Ucrania hay pobladores que aún hoy como consecuencia de su historia, homenajean la ocupación fascista en su pueblo.

 

Les dejo unos párrafos del libro, que me parecieron interesantes y que sirven para situarlos en la lectura del mismo:

....” El totalitarismo, que en este punto decisivo la Unión Soviética llevó más lejos que la Alemania nacionalsocialista, consiste en decirle a la gente que allí donde ve negro es blanco, y obligarla no sólo a repetirlo, sino, a la larga, a creerlo a pies juntillas. La experiencia soviética extrae de este aspecto esa cualidad fantástica, a la vez monstruosa y monstruosamente cómica, que ilumina toda la literatura subterránea, desde Nosotros de Zamiatin a Cumbres abismales de Zinóviev, pasando por Chevengur de Platónov. Es este aspecto el que fascina a todos los escritores capaces, como Philip K. Dick, como Martin Amis o como yo, de absorber bibliotecas enteras sobre todo lo que le ha ocurrido a la humanidad en Rusia en el siglo pasado, y que resume así uno de mis historiadores preferido Martin Malia: «El socialismo integral no es un ataque contra abusos específicos del capitalismo, sino contra la realidad. Es una tentativa de abolir el mundo real, un intento condenado a largo plazo, pero que durante un determinado período consigue crear un mundo surrealista definido por esta paradoja: la ineficacia, la penuria y la violencia se presentan como el bien supremo.» 

La abolición de la realidad implica la de la memoria. La colectivización de las tierras y los millones de kuláks asesinados o deportados, la hambruna organizada por Stalin en Ucrania, las purgas de los años treinta y los millones adicionales de muertos y deportados de un modo puramente arbitrario: todo esto no había sucedido nunca. Por supuesto, un chico o una chica que tuviese diez años en 1937 sabía muy bien que una noche había venido una gente a buscar a su padre y que después nunca habían vuelto a verle. Pero sabía también que no había que hablar de ello, que ser el hijo de un enemigo del pueblo era peligroso, que más valía actuar como si nada hubiera pasado. De este modo todo un pueblo hacía como si nada hubiese ocurrido y aprendía la historia según el Curso abreviado que el camarada Stalin se había tomado la molestia de escribir él mismo. Solzhenitsyn lo había anunciado: en cuanto se empiece a decir la verdad todo se derrumbará."...