· 

Secretos Familiares. ¿Decretos personales?

Leer un ensayo no es algo muy habitual en mí, pero debo reconocer que cuando vi la nota sobre el libro de Diana París la reacción fue instantánea, comprarlo.

Ayer lo he terminado y solo puedo decir como comienzo de este comentario que yo ya lo había hecho, sí el trabajo de estudio psicológico de mi propia estirpe fue parte del camino de conocimiento de mi propio ser, desconociendo lo que significa la Psicología Transgeneracional puede desempolvar el silencio y el dolor y doy gracias a Dios por eso porque mi padre se ha ido sin la mochila que lo torturó durante toda su vida, y también los que venimos detrás sabemos de ello, como también el porqué de muchas cosas.

Dice Diana París: … “los secretos guardados bajo sietes llaves inscriben la utopía de que haya una sola llave que abrigue a toda la familia. Unos manejan saberes que les abren ciertas puertas prohibidas a los demás… Encontrar el interlocutor adecuado a ese miembro de la familia que maneja las llaves, y hablar, llorar, preguntar y no juzgar se hace necesario para destrabar el candado de la verdad. Hacer catarsis gracias al saber adquirido, iluminado por la palabra que nos trae alguna confianza recuperada y dejar cicatrizar. Solo así nos desprendemos del peso del secreto que cargamos en el presente y que viene de las generaciones anteriores, y regresa una y otra vez. El inconsciente es transgeneracional…”

 

La autora comienza con una pregunta que en el correr de la historia la responde sin titubeos, los secretos familiares SON decretos personales para contestarlo no se anda con rodeos ni con historias de otros solamente, sino que expone su propia historia, la de sus abuelos, la de sus padres y las consecuencias en ella.

Es un libro que te lleva por lugares intrincados de la historia personal que va desde Edipo, Napoleón hasta los Reyes de Holanda pasando por Hitler, todos atravesados por el entramado inconsciente de la transmisión hereditaria.

Un capítulo especial tiene Alfonsina Storni, desglosando desde la psicología transgeneracional, su historia y su poesía.

 

Habla además, y que me interesó especialmente, el tema de los niños adoptados, y dice “...lo heredado y transmitido por los ancestros biológicos es una capa de hojaldre sobre otra de la familia adoptiva y sus propios mandatos transgeneracionales…”, y vuelve una y otra vez a dar explicaciones desde la mitología griega al caso de Edipo. Más adelante nombra importantes hombres de la historia que fueron niños adoptados que luego vivieron en busca de la verdad, como Aristóteles, Mandela, u otros exitosos personajes que constituyeron una veradera revancha positiva como es el caso de Steve Job, Edgar Allan Poe, Charles Dickens y Mark Twain.

Por último puedo agregar, que te invita a un ejercicio que en mi caso como dije ya había hecho.

“... ni el árbol que es abuelo de sus sombra,

ni nuestro sol, hijastro de sus ramas,

ni la fruta madura, incandescente,

ni la raíz de perlas y de escamas,

ni tu tío, ni tu chozno, ni tu hijo,

ni tu locura, ni tus espaldas,

sabrá del tiempo oscuro que nos corre

desde las venas tibias a las canas…”

 

Jaime Sabines Gutiérrez,

poeta y político mexicano (1926-1999)

 

Escribir comentario

Comentarios: 0